• Empresa

UNA EMPRESA ORIENTADA AL FUTURO

El nacimiento de Halcón Cerámicas se remonta a 1963, época en que los hornos se alimentaban con la leña de nuestros montes y los azulejos se clasificaban a mano. Aquella ilusión y aquel esfuerzo por un proyecto empresarial incipiente —que quedan fielmente representados en la escultura que la empresa donó a Castellón y adorna una de las entradas de la ciudad— no han dejado de crecer durante más de medio siglo hasta convertir a la compañía en un referente mundial en la fabricación y comercialización de productos cerámicos.

En la actualidad nuestros cuatro centros productivos están provistos de la tecnología más avanzada. La investigación, la mejora continua de procesos y los controles de calidad más exhaustivos garantizan un producto y un servicio de altas prestaciones para satisfacer a los mercados más exigentes en todo el mundo.

Somos el proveedor elegido por nuestros clientes porque encuentran en Grupo Halcón una amplia variedad de formatos, un diseño vanguardista y la garantía de un producto elaborado con las mejores materias primas, pero sobre todo con la pasión de las personas que aman su trabajo.

Con esas premisas y con un determinante espíritu emprendedor la compañía se dirige hacia un futuro cargado de ambiciosos nuevos proyectos.